Paisajes de La Safor: Un río de Agret

Aunque para un fotógrafo siempre hay motivos y motivaciones en  cualquier paseo, hay días en que simplemente la naturaleza parece haberte estado esperando para darte un regalazo de luz y colores.

Hoy salí a caminar por los bancales y me había estado esperando banquete de Agret (Oxalis pes-caprae), me lo devoré con una “cámara con teléfono” Samsung,  que me compré para probar que tal salen las fotos con marcas de smartphones diferentes a los de la manzana.

Espero poder transmitir, aunque sea una mínima esencia de lo que el campo de naranjos me regaló una mañana soleada de invierno.

A %d blogueros les gusta esto: