FOTORREPORTAJE: La Marina de Valencia

Creo que mi decantación como fotógrafo va caminando hacia el paisaje. Aunque disfruto mucho los regalos visuales que una tibia tarde de campo con sus tonos anaranjados son capaces de regalarme, o un horizonte turquesa del mar cuando contrasta con el amarillo de un sol que da sus últimos coletazos, también hay paisajes urbanos que son capaces de recrearme con su exquisita luz de invierno.

La Marina de Valencia es hoy un espacio en el que se intenta desterrar el elitismo de competiciones como la Copa América de Vela o el circuito callejero de la Fórmula 1, que daban fama externa a la ciudad pero poco repercutía en sus habitantes, para abrirle a la ciudadanía esos espacios que combinan tradición y vanguardia.

A veces llegar temprano vale la pena. Arribamos a la marina con una hora de anticipación para una reunión y realizamos junto a mi amigo Alex, un recorrido que sirvió para conocer y retratar con la cámara del móvil, un espacio público que representa la cara de una Valencia que ya no le da la espalda al mar.

A %d blogueros les gusta esto: