SERIES FOTOGRÁFICAS: Postales del Mundo – La Chocolatera (Santa Elena-Ecuador)

Empiezo la Serie Fotográfica “Postales del Mundo” con uno de los atractivos naturales que más me impresionaron en la niñez: La Chocolatera, un acantilado del Oceano Pacífico que está ubicado dentro de la base naval de Salinas, provincia de Santa Elena (Ecuador).

Mi recuerdo se remonta a 1984 o 1985, cuando por primera vez viajé con mis padres a Salinas. Entonces la provincia de Santa Elena políticamente pertenecía a la provincia del Guayas. Realizamos nuestro viaje desde mi ciudad natal, Loja, en el primer auto de la familia, un hermoso Volkswagen Escarabajo rojo con doble carburador, un poderoso vehículo fabricado en México, que nos permitía recorrer sin mayor sobresalto, las difíciles carreteras de los Andes y la costas del Ecuador.

Entonces La Chocolatera era un paraje al natural sin señalización alguna, se ingresaba por la base naval de Salinas y sin ninguna otra medida de seguridad más que las que proporciona el instinto de supervivencia de los humanos, los visitantes podíamos acercarnos hasta donde la valentía, o el miedo, nos permitiese, para ver como en el mes de agosto, durante las vacaciones de los habitantes de la sierra ecuatoriana, las corrientes y los vientos nos hacían ver como ese oceano batía y batía con extraordinaria fuerza sus olas marrones contra la roca, observabándose colores y texturas que justificaban con creces el nombre del lugar.

La Chocolatera es el segundo punto más saliente de la costa sudamericana, allí el encuentro de las dos corrientes marinas produce un choque de olas contra las rocas, además de las olas batiéndose, se pueden observar múltiples arcoriris por los rayos de sol que atraviesan el agua que repica hacia el cielo.

Pese a que desde 1985 a 2015 visité en múltiples ocasiones la provincia de Santa Elena, no fue hasta finales de 2015 cuando acompañado de mis amigos Cristina y Carlos, y Zeina, mi pareja, volví a visitar La Chocolatera, a la que encontré bastante cambiada. Aunque el ingreso sigue siendo controlado por los responsables de la Base Naval de Salinas, el Ministerio de Turismo del Ecuador ha señalizado el paraje, ha construído instalaciones y miradores, ha delimitado algunos caminos para realizar un recorrido, y, sobre todo, ha puesto límites para evitar que incautos decidan fundirse con el Pacífico en La Chocolatera.

A %d blogueros les gusta esto: